El Cabildo invertirá 114 millones para alcanzar el "vertido cero"

El Cabildo de Tenerife trabaja para impulsar un nuevo modelo de gestión de residuos centrado en alcanzar el “vertido cero”, objetivo para el que contempla una inversión en infraestructura de 114 millones, a través de la incorporación de otro centro logístico y siete puntos limpios más, según explicó ayer el jefe del servicio técnico de Desarrollo Sostenible del Cabildo de Tenerife, Alejandro Molowny, durante su intervención en la segunda jornada del Congreso de Tenerife + Sostenible.

Afirmó que Tenerife debe separar en origen 73.000 toneladas al año para poder alcanzar una tasa del 50% de reciclado en 2020 y avanzar en la consecución del objetivo “vertido cero”. Además, es necesario captar en origen los biorresiduos con el fin evitar vertidos y producir compost de máxima calidad. Dijo que Tenerife necesita 28 veces su territorio para mantener su estándar actual de vida.

Durante su intervención Alejandro Molowny destacó que el nuevo modelo de gestión de residuos pone el acento en potenciar que la sociedad pase de ser generadora de residuos a productora de recursos. Aseguró que si se combina la mejora de la extracción con un menor vertido se puede lograr una máxima eficiencia ambiental y reducir la huella ecológica de la isla, teniendo en cuenta que en estos momentos necesita 28 veces su territorio para mantener su estándar actual de vida.

Para ello apuntó que el principal reto se centra en reducir la cantidad de residuos urbanos sólidos, pues el 40% es materia orgánica que acaba en los vertederos, y potenciar la recogida separada del resto de la fracción orgánica.

Finalmente, Molowny destacó que la sociedad debe pasar de una economía de usar y tirar a una en la que se generen todos los residuos para convertirlos en materia prima, lo que permitirá crear empleo verde y cualificado, así como implementar la investigación.

Durante la segunda y última jornada del Congreso Internacional Tenerife + Sostenible, el profesor y experto alemán en protección del medio ambiente y conservación de los recursos Klaus Weimer explicó que el vertido de los residuos produce emisiones de metano a la atmósfera, lo que hace imposible disminuir la cantidad de CO2. Aseguró que la solución pasa por pretratamiento de los residuos, pues se podría reciclar prácticamente todos los desechos.

El profesor de la Universidad de Sevilla, Eladio Romero, analizó los problemas de la planificación territorial y su evaluación ambiental estratégica; la evaluación ambiental de los proyectos para la gestión de residuos; y la evaluación ambiental de los proyectos para la gestión de residuos.

Mientras tanto, la profesora de la Universidad de La Laguna, Andrea Brito, se centró en el deterioro medioambiental provocado no solo por las emisiones de gases sino también por la cantidad de residuos que se generan. Brito aseguró que esta problemática es todavía mayor en territorios fragmentados como pueden ser las Islas Canarias. Además, propuso convertir los residuos forestales, agrícolas y de aceites de fritura en biocombustibles para así intentar paliar esta cantidad de residuos producidos.

Alejandro Molowny

JEFE DEL SERVICIO TÉCNICO DE DESARROLLO SOSTENIBLE

Incineración

Otra de las ponencias fue impartida por el profesor de la Universidad Complutense de Madrid Arturo Romero, que se refirió a la incineración. Añadió que este procedimiento permite transformar aquellos materiales que suponen un riesgo para la salud humana e incidió en que en estos momentos debe considerarse como una tecnología que configura la gestión integral de residuos y no como una tecnología alternativa y excluyente.

La gestión en Cataluña

El adjunto a dirección de la Agencia Catalana de Residuos, Francesc Giró i Fontanals, repasó la gestión de residuos en Cataluña durante los últimos 25 años, en la que se extrapoló el ejemplo de gestión de residuos de la planta Witzenhausen, en Alemania. Giró aseguró que actualmente Cataluña está llevando a cabo políticas que prohíben el uso de las bolsas de plástico, lo que han reducido su utilización en un 50%. Además, se espera que en 2020 el 90% de la población emplee bolsas compostable. Para concluir explicó que actualmente los próximos retos que marca la Unión Europea son incrementar la cantidad y calidad de todas las fracciones de la recogida selectiva, limitar la valorización energética a residuos que no sean reciclables o prohibir el vertido para residuos reciclables. La última jornada del mencionado congreso también acogió la presentación de las nuevas iniciativas desarrollas por el Cabildo en colaboración con la Universidad de La Laguna como son el Observatorio de Residuos de la Isla y la Cátedra de Sostenibilidad.

Observatorio de Residuos

Los miembros del Observatorio de los Residuos de Tenerife están en el proceso de análisis de lo que hace cada uno de los treinta y un municipios de la isla con los residuos, con la finalidad de evaluar el modelo gestión, dijo su directora, Noemí Padrón, profesora del Departamento de Economía Aplicada y Métodos Cuantitativos de la Universidad de La Laguna.

Fuente: eldia.es